Raíces de manglares se observan saliendo sobre la superficie del agua
Manglares Un componente importante de la infraestructura natural costera de Florida. © Ralph Pace

Hacer frente al cambio climático

La importancia de los manglares

Los manglares de Florida protegen de las tormentas, son viveros para la vida silvestre y ofrecen recreación a las personas.

La importancia de los manglares en Florida

Los manglares son importantes para la gente porque ayudan a estabilizar el ecosistema de la costa de Florida (enlace en inglés) y a prevenir la erosión. Los manglares también proporcionan infraestructura natural y protección a las zonas pobladas adyacentes, ya que evitan la erosión y absorben los impactos de las marejadas ciclónicas durante fenómenos meteorológicos extremos, como los huracanes.  

La protección de los manglares (0:14) Este tanque de olas demuestra cómo los manglares detienen la acción de las olas y protegen las costas durante una marejada ciclónica.

Los manglares son bosques mágicos donde descubrimos los secretos de la naturaleza. Se encuentran entre la tierra y el mar, y entre la naturaleza y el ser humano. Los manglares nutren nuestros estuarios y nuestras economías.

Gerente de conservación marina, TNC Florida

Los manglares también son importantes para el ecosistema. Sus densas raíces ayudan a:

  • aglutinar y formar los suelos
  • reducir la velocidad de los flujos de agua y fomentar los depósitos de sedimentos que reducen la erosión costera 
  • filtrar los nitratos, fosfatos y otros contaminantes del agua, mejorando la calidad del agua (enlace en inglés) que fluye desde los ríos y arroyos hacia el medio ambiente estuarino y oceánico (enlace en inglés)

Los manglares capturan enormes cantidades de emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero de la atmósfera, y luego los atrapan y almacenan durante milenios en sus suelos inundados llenos de carbono. Se trata de un importante servicio de los ecosistemas para hacer frente al cambio climático (enlace en inglés). Este carbono enterrado se conoce como "carbono azul" porque se almacena bajo el agua en ecosistemas costeros como los manglares, las praderas marinas y las marismas.

Una caracola descansa en la arena de un fondo marino poco profundo, rodeada por las raíces de un bosque de manglares.
Caracola y otros moluscos Estas importantes especies llaman a los manglares su hogar. © Ralph Pace
× Una caracola descansa en la arena de un fondo marino poco profundo, rodeada por las raíces de un bosque de manglares.
Una pareja de pájaros ibis blancos vadean en aguas poco profundas, rodeados por las raíces de un manglar.
Ibis blancos Estos ibis blancos juveniles encuentran refugio, protección y oportunidades de alimentación en las raíces de los manglares. © Ralph Pace
× Una pareja de pájaros ibis blancos vadean en aguas poco profundas, rodeados por las raíces de un manglar.

Los bosques de manglares también proporcionan hábitat y refugio a una gran variedad de vida silvestre, como aves, peces, invertebrados, mamíferos y plantas. Los hábitats estuarinos con costas de manglares y raíces de árboles suelen ser un importante territorio de desove y cría para especies marinas juveniles, como camarones, cangrejos y muchas especies de pesca deportiva y comercial, como la gallineta, el róbalo y los tarpones. Las ramas de los manglares actúan como criaderos de aves y zonas de anidación para aves zancudas costeras, como garzas, cormoranes y espátulas rosadas. En algunas zonas, las raíces de los manglares rojos son ideales para las ostras (enlace en inglés), que pueden adherirse a la parte de las raíces que cuelgan en el agua.  Especies en peligro de extinción como el pez sierra de diente pequeño, el manatí (enlace en inglés), la tortuga marina de carey, el ciervo de Cayo y la pantera de Florida dependen de este hábitat durante alguna etapa de su ciclo vital.

Los bosques de manglares ofrecen a las personas experiencias en la naturaleza, como la observación de aves, la pesca, el buceo de superficie, el kayak, el surf de remo, y la relajación terapéutica que supone disfrutar de un tiempo de paz en la naturaleza. También proporcionan beneficios económicos a las comunidades al servir de vivero para las poblaciones de peces comerciales.

Una persona navega en  kayak entre manglares
Recreación al aire libre Los manglares ofrecen oportunidades importantes para conectar a las personas con la naturaleza. © Nick Hall

Amanezas a los manglares

Desgraciadamente, son muchos los desafíos que amenazan a los manglares. El impacto humano, como el dragado, el relleno, la contaminación del agua por herbicidas y el desarrollo, pueden provocar la erosión de los manglares y la destrucción de su hábitat. Cuando los manglares se talan y destruyen, liberan cantidades masivas de dióxido de carbono a la atmósfera, contribuyendo al cambio climático.

Una parte importante de nuestros esfuerzos en curso para restaurar el hábitat natural en Blowing Rocks Preserve (enlace en inglés) es la restauración de los manglares rojos en la costa. No se puede subestimar la importancia de la plantación de manglares en nuestras reservas, para ayudar a proteger y restaurar este tesoro vital de Florida. TNC continúa los esfuerzos de protección y restauración de nuestros importantes bosques (enlace en inglés), desde el Panhandle hasta los Cayos, en beneficio de las personas y la naturaleza.

Los manglares de Florida evitaron 1500 millones de dólares en daños directos por inundaciones y protegieron a más de 500 000 personas durante el huracán Irma en 2017.

Ilustración que muestra cómo los manglares reducen el impacto del oleaje.
Beneficios de los manglares El oleaje se reduce detrás de los manglares, ayudando a minimizar la inundación de terrenos y propiedades. © The Nature Conservancy

Los beneficios de los manglares

Publicamos un estudio científico en colaboración con la Universidad de California en Santa Cruz y RMS (enlaces en inglés) en el que se cuantifica la eficacia de los manglares para reducir el riesgo de inundaciones para las personas y los inmuebles. El estudio concluye que los manglares reducen significativamente los daños anuales y catastróficos, y son una sólida primera línea de defensa para las comunidades costeras.

Cómo nos protegen los manglares

Valuing the Flood Risk Reduction Benefits of Florida's Mangroves

Descarga el estudio

El estudio, Valuing The Flood Risk Reduction Benefits of Florida's Mangroves (enlace en inglés), dirigido por un equipo de científicos de los sectores de la ingeniería, los seguros y la conservación, concluye que los manglares de Florida evitaron daños directos por inundaciones por valor de 1500 millones de dólares y protegieron a más de 500 000 personas durante el huracán Irma en 2017, reduciendo los daños en casi un 25 % en los condados con manglares. Con los desafíos costeros creados por el crecimiento de la población, el aumento del desarrollo y el cambio climático, los riesgos para las personas y las propiedades debido a inundaciones y marejadas ciclónicas van en aumento. Los manglares proporcionan una valiosa protección contra las inundaciones y reducen los riesgos en estas zonas costeras, y sin embargo son una especie amenazada.

Los hallazgos presentan un argumento económico convincente para proteger y restaurar los manglares como estrategia de reducción de riesgos. Estudios como este son importantes para demostrar el valor de las soluciones climáticas naturales (enlace en inglés) y fomentar la inversión en la naturaleza a lo largo de nuestras costas.

PROYECTO DE RESTAURACIÓN DE MANGLARES EN BLOWING ROCKS PRESERVE

Varios mangles sembrados en macetas en un vivero
Vivero de mangles Estos mangles cultivados en macetas en el vivero de Blowing Rocks Preserve, están listos para ser plantados en la costa. © Mike Olliver
× Varios mangles sembrados en macetas en un vivero
Jóvenes plantan manglares en Blowing Rocks Preserve
Estudiantes Estos voluntarios plantan manglares en la costa de Blowing Rocks Preserve como parte de su excursión. © Rachel Hancock Davis/TNC
× Jóvenes plantan manglares en Blowing Rocks Preserve
Vivero de mangles Estos mangles cultivados en macetas en el vivero de Blowing Rocks Preserve, están listos para ser plantados en la costa. © Mike Olliver
Estudiantes Estos voluntarios plantan manglares en la costa de Blowing Rocks Preserve como parte de su excursión. © Rachel Hancock Davis/TNC
Dos hileras de manglares jóvenes recién plantados bordean la orilla de una laguna en una reserva natural de Florida.
Recién plantados Estos manglares bordean la costa de la laguna en la Reserva Blowing Rocks. © Mike Olliver
× Dos hileras de manglares jóvenes recién plantados bordean la orilla de una laguna en una reserva natural de Florida.
Un bosque de manglares en crecimiento en una reserva natural de Florida, que muestra las raíces de los manglares extendiéndose por la arena.
Los manglares echan raíces Manglares a lo largo de la costa, ofreciendo protección costera y un importante hábitat. © Rachel Hancock Davis/TNC
× Un bosque de manglares en crecimiento en una reserva natural de Florida, que muestra las raíces de los manglares extendiéndose por la arena.
Recién plantados Estos manglares bordean la costa de la laguna en la Reserva Blowing Rocks. © Mike Olliver
Los manglares echan raíces Manglares a lo largo de la costa, ofreciendo protección costera y un importante hábitat. © Rachel Hancock Davis/TNC

Los manglares de Florida: rojo, blanco y negro

En Florida hay tres tipos de manglares nativos: rojo (Rhizophora mangle), negro (Avicennia germinans) y blanco (Laguncularia racemosa). Cada tipo de mangle crece en el agua salada de forma abundante a lo largo de las costas de Florida. Todos los tipos de mangles (hay más de 50 especies en todo el mundo) pueden filtrar la sal del agua del mar cuando entra en sus raíces.