Summer Storm
Summer Storm in Argentina Summer Storm in Argentina ©: Miguel Adalberto Jakubiec/TNC

Nuestra Ciencia

10 impactos inesperados del cambio climático

Por Matt Miller

Primera parte.

Sequías. Más tormentas impredecibles y severas. Disminución en la cantidad de osos polares. Seguramente, has escuchado alguno de estos y otros efectos del cambio climático. 

Sin embargo, un mundo que se calienta rápidamente implica muchos otros impactos, grandes y pequeños. Un clima cambiante posiblemente cambie nuestra salud, nuestros deportes e incluso lo que bebemos.

Nos centraremos en algunos de los potenciales efectos inesperados del cambio climático para las personas y para la vida salvaje.
 

1. Peores alergias

Un informe publicado por la Unión de Científicos (Union of Concerned Scientists) sugiere que los cambios climáticos actúan como “Miracle-Gro para las semillas.” Con una temporada que se extiende y condiciones de crecimiento favorables, muchas semillas productoras de polen prosperarán.

El ecologista Lewis Ziska proyecta este impacto al ver cómo la maleza crece en las ciudades donde las temperaturas ya son más altas. Descubrió que cuando la primavera llega más temprano, también lo hace la temporada del polen. Pero además también encontró un resultado llamativo: mega-maleza.

Tal como informa la Unión de Científicos, Ziska descubrió que “la maleza que crece hasta 1,5 a 1,8 metros en el campo tiene su contrapartida en la ciudad con 3 y 6 metros de altura. La ambrosía, específicamente, crecía más rápido, florecía antes y producía significativamente mayor cantidad de polen.”

Saquen los pañuelos de papel.

2. Más garrapatas y más enfermedades de Lyme

La enfermedad de Lyme se ha expandido dramáticamente a lo largo de los últimos 15 años, pero los científicos debaten sobre cuál puede ser la razón. Alguna vez se pensó que la enfermedad, trasportada por las garrapatas de ciervo, era el resultado de la sobrepoblación de ciervos de cola blanca. Los estudios más recientes sugieren que una disminución en los depredadores de ratones ciervo de patas blancas – un principal “hospedador” de garrapatas de ciervo– puede estar alimentando la propagación de la enfermedad.

Pero el cambio climático no está exento de culpa. Un estudio que analiza el cambio climático y la reproducción de las garrapatas descubrió que “las temperaturas más cálidas incrementan la reproducción de las garrapatas de dos a cinco veces en Canadá y hasta dos veces la cantidad en los Estados Unidos comparado con las variaciones en otros factores como las cepas, la geografía, densidad del hospedador y epidemias, como has sido registrado en Scientific American.

Más garrapatas se traducen en más enfermedad de Lyme. Y parece que el clima calentándose estaría creando un paraíso para ellas.

3. Más casos de diarrea

Este no es un tema de risa, y es sin dudas el asunto más terrible de la lista. Millones de personas se ven afectados por diarrea alrededor del mundo, y para muchos niños esto puede llevar a enfermedades más severas o incluso a la muerte.

En muchos países sin acceso regular al agua limpia, los índices de E. coli-causaron picos de diarrea en el verano. Una nueva investigación publicada en la revista sobre enfermedades infecciosas (Journal of Infectious Diseases) descubrió que, en 15 estudios en 18 países, la diarrea causada por E. coli aumentó un 8% por cada grado Celsius de aumento en la temperatura.

Los investigadores prevén que solo en Bangladesh se observarán 800.000 casos más de diarrea para el 2035.

4. Menos Cervezas Belgas

Entre los conocedores y amantes de la cerveza, no hay nada como la complejidad y el sabor de una buena cerveza belga. Algunas de las más notables cervezas se fermentan espontáneamente y requieren de condiciones específicas para que los microorganismos hagan su trabajo. Y ahora el cambio climático amenaza esta tradición de elaboración de la cerveza de siglos.

El año pasado, Cantillon –considerada por el mundo aficionado como una de las mejores fábricas de cerveza del mundo– se vio forzada a detener su producción anual de lambics espontáneamente fermentados  debido al cambio climático. Los cerveceros de Cantillon dejan su cerveza expuesta al aire de octubre para que esté expuesta a las levaduras salvajes. Eso requiere temperaturas frescas. Durante el último otoño, las temperaturas nocturnas en octubre fueron demasiado calurosas para poder realizarlo. Según The Independent, el cervecero Jean Van Roy teme por el futuro de la elaboración de la cerveza.

5. Bisontes más pequeños


A medida que se recalientan los campos, los pastos y plantas acumulan menos proteína. Los bisontes entonces deben alimentarse de pastizales menos nutritivos. Y eso implica que los bisontes comienzan a disminuir su tamaño. Joseph Craine y otros investigadores han estado documentando las dietas de los bisontes en las reservas de TNC y otras áreas de las Grandes Planicies (Great Plains).

En un trabajo reciente, se descubrió que los bisontes en los climas más al norte pesaban en promedio más de 220 kilos más que el ganado del sur. Si las praderas cada vez son menos nutritivas, ¿el bisonte reducirá s su tamaño en todas las áreas? Parece ser una posibilidad si no hay intervención.

 ________________________________________________________________________

Artículo originalmente publicado en inglés en http://blog.nature.org/science/2016/04/18/10-unexpected-impacts-of-climate-change/