Café
Café Café © Melissa Ballarin & Daniel López Pérez

TNC en Latinoamérica

Informe Anual 2019

Innovando para la naturaleza

Creemos, y nuestra ciencia lo afirma, que podemos crear un mundo en el que las personas y la naturaleza prosperen juntas. Para impulsar los cambios necesarios para llevar al mundo por un camino más sostenible, estamos innovando en nuestros enfoques tradicionales de conservación, encontrando nuevas palancas para afectar el cambio y trabajando con una serie de socios nuevos y, a menudo, poco probables.

Reforestación Arlindo Cortez, gerente del Programa Productor de Agua de Extrema, camina a lo largo de una colina que ha sido preparada para la reforestación en la Sierra de Mantiqueira © Robert Clark

Nuestro camino a seguir

Una fuerza para la naturaleza

Es hogar de los jaguares y los perezosos, los delfines rosados y las ballenas jorobadas, los cóndores y los guacamayos; además, cada año alberga a millones de aves migratorias. Con un tercio del agua dulce del mundo, más de la cuarta parte de los bosques y tierras cultivables de la Tierra, el segundo arrecife más grande del planeta y el 40% ...

Es hogar de los jaguares y los perezosos, los delfines rosados y las ballenas jorobadas, los cóndores y los guacamayos; además, cada año alberga a millones de aves migratorias. Con un tercio del agua dulce del mundo, más de la cuarta parte de los bosques y tierras cultivables de la Tierra, el segundo arrecife más grande del planeta y el 40% de las especies del mundo, América Latina es una superpotencia en biodiversidad. 

A medida que avanzamos hacia un mundo de 10.000 millones de personas, América Latina desempeñará un papel fundamental en satisfacer una demanda mundial sin precedentes de alimentos, agua y energía. 

The Nature Conservancy (TNC) lleva 40 años trabajando activamente en América Latina. Hemos trabajado en 17 países —desde la Baja California de México hasta la Patagonia argentina— utilizando conocimientos científicos, enfoques pragmáticos y alianzas con comunidades locales, pueblos indígenas, empresas y gobiernos para ayudar a custodiar el impresionante patrimonio natural del continente y transformar la manera en que la gente utiliza y valora la naturaleza. 

Junto con nuestros socios, estamos abordando los mayores desafíos de nuestro planeta: proteger los océanos, la tierra y el agua; hacer frente al cambio climático; y suministrar alimentos y agua de forma sostenible. El trabajo de TNC en América Latina combina el poder de la naturaleza y el ingenio de la gente para crear un futuro sostenible para nuestro planeta. 

Ver más Ver menos
Latino América
Nuestras Prioridades Latino América © TNC
Santiago Gowland Desde la cordillera de los Andes y las praderas patagónicas, hasta el bosque lluvioso de la Amazonía y el Arrecife Mesoamericano, América Latina es hogar de una biodiversidad © TNC

Director Gerente para la Región de América Latina The Nature Conservancy

Nuestro Camino a Seguir

Desde la cordillera de los Andes y las praderas patagónicas, hasta el bosque lluvioso de la Amazonía y el Arrecife Mesoamericano, América Latina es hogar de una biodiversidad insustituible. La región alberga el 40% de las especies de la Tierra, un cuarto de todos los bosques y un tercio de toda el agua dulce. Custodiar este legado natural es...

Desde la cordillera de los Andes y las praderas patagónicas, hasta el bosque lluvioso de la Amazonía y el Arrecife Mesoamericano, América Latina es hogar de una biodiversidad insustituible. La región alberga el 40% de las especies de la Tierra, un cuarto de todos los bosques y un tercio de toda el agua dulce. Custodiar este legado natural es nuestra misión: proteger las tierras y aguas de las cuales depende la vida.

Nos complace compartir nuestro progreso en 2019, trabajando con socios públicos y privados como usted. Juntos estamos demostrando que proteger y restaurar la naturaleza es vital para suministrar alimentos y agua a una población mundial en crecimiento, que se estima que alcanzará los 10.000 millones en 2050. Por ejemplo, la ganadería —la mayor causa de deforestación— puede combinarse con la conservación para aumentar el tamaño de los rebaños sin destruir los bosques y los pastizales. En Argentina, Brasil, Colombia, México y Nicaragua, los ganaderos están plantando árboles y forraje que mejoran la salud de los rebaños, al tiempo que crean espacio para la fauna silvestre. Un mayor bienestar de los animales aumenta la producción de carne y leche, lo que, a su vez, mejora los medios de vida locales. El incremento del pastoreo rotacional enriquece la salud del suelo, y aumenta la captura de agua y carbono, lo que contribuye a la mitigación del cambio climático y a la resiliencia. En resumen, el aprovechamiento del poder regenerativo de la naturaleza mediante técnicas de conservación basadas en la ciencia hace que la producción de alimentos sea más eficiente y sostenible. Historias como estas llenan las siguientes páginas.

La conservación protege la biodiversidad y fortalece los “servicios” que proporciona la naturaleza, como alimentos, agua y clima. En este sentido, la ciencia de la conservación es clave para el manejo de los recursos naturales de la Tierra. La necesidad de una ciencia sólida ha sido crucial para abordar la actual pandemia de 2020, así como para guiar las políticas públicas, las inversiones y el cambio de comportamiento necesarios para “aplanar la curva”. Esta misma hoja de ruta puede utilizarse para acelerar las medidas de conservación basadas en la ciencia para hacer frente a las amenazas planetarias de la crisis climática y las extinciones masivas. Este es nuestro camino a seguir en el año 2020. Comenzando en sitios icónicos impregnados de significado natural, económico y cultural, nos proponemos transformar los lugares de riesgo, como la Amazonía, la Selva Maya, la corriente de Humboldt, el Arrecife Mesoamericano y otros sitios, en faros de protección de la biodiversidad y desarrollo sostenible con bajas emisiones de carbono que inspiren al resto de la región y del mundo.

A lo largo de este informe se observará cómo funcionan las nuevas bioeconomías y los enfoques de mercado que integran el capital natural en el trabajo de desarrollo sostenible. Nuestro objetivo para la próxima década es incorporar estas soluciones a escala, a fin de detener el ritmo de degradación de los paisajes terrestres y marinos de la región y ampliar la escala de nuevos modelos de desarrollo sostenible que aporten beneficios a las comunidades, el medio ambiente y la economía en su conjunto.

Como aliados de nuestro trabajo, ustedes son la vanguardia de este camino transformador que seguiremos para proteger las tierras y aguas de las cuales depende la vida.

Ver más Ver menos
LACC LACC © TNC

Copresidentes, Consejo de Conservación para América Latina

Definir nuestro legado

Durante los últimos diez años, el Consejo de Conservación para América Latina (LACC) se ha asociado con orgullo con The Nature Conservancy para promover la conservación y el desarrollo, documentando sus numerosos ...

Durante los últimos diez años, el Consejo de Conservación para América Latina (LACC) se ha asociado con orgullo con The Nature Conservancy para promover la conservación y el desarrollo, documentando sus numerosos beneficios colaterales. La protección de las cuencas hidrográficas aguas arriba reduce el costo de tratamiento aguas abajo. Este argumento económico ha llevado a las industrias y servicios hídricos con un gran consumo de agua a invertir en la protección de las fuentes de agua (a través de los Fondos de Agua) en 25 de las ciudades más grandes de la región, lo que mejoró la seguridad hídrica y la resiliencia ante el cambio climático de más de 80 millones de personas. De manera similar, la protección de los bosques, pastizales y arrecifes fomenta la producción de alimentos de alto rendimiento y con baja emisión de carbono, lo que ha atraído a los primeros adoptantes de las comunidades rurales e indígenas, así como a comerciantes de alto perfil que tratan de cumplir sus promesas de no deforestación.

El desafío de nuestro tiempo es ir más allá de estos proyectos de demostración para incorporar la conservación estratégica como una prioridad política y económica, con el fin de mejorar la seguridad alimentaria e hídrica, y de cumplir con los compromisos existentes de cada empresa y de cada país en materia de biodiversidad, clima y desarrollo sostenible.

Durante su primera década de trabajo, LACC y TNC se enfocaron en exponer los beneficios de las soluciones basadas en la naturaleza mediante prototipos que demostraron un éxito notable en toda la región. Como se puede ver en este informe, el papel de la naturaleza en el desarrollo socioeconómico sostenible es claro. Ahora nos centramos en enfoques jurisdiccionales (a través de paisajes icónicos) donde trabajar con el gobierno y las organizaciones locales puede ayudar a lograr una mayor escala y ampliar nuestros impactos rápidamente.

Juntos podemos catalizar la acción colectiva y las inversiones transformadoras necesarias para crear faros de conservación y desarrollo en los sitios más icónicos de América Latina. Este es el legado que queremos para nuestros hijos y nietos.

Ver más Ver menos

Nuestras Prioridades

  • Latino América

    Proteger los Océanos, la Tierra y el Agua

    Proteger nuestro patrimonio, salvaguardar nuestro futuro Descubre las historias

  • Vinicius Uchoa está ayudando a los esfuerzos de reforestación en la Sierra de Mantiqueira

    Proporcionar Agua y Alimentos de Forma Sostenible

    Podemos alimentar a la creciente población del planeta sin destruir la naturaleza que nos sustenta. Descubre las historias

MIRAGE El magnífico bosque lluvioso de la Amazonía es hogar del 10% de la biodiversidad del mundo y desempeña un papel importante en la regulación del clima mundial. © Daniel Maraña/TNC Photo Contest 2019

HACIA EL FUTURO

Nuestro mundo está en una coyuntura crítica. La próxima década ofrece una oportunidad única de cambiar la trayectoria de nuestro planeta. Teniendo en cuenta la pérdida de biodiversidad mundial, la pobreza y las crisis climáticas, debemos emprender un nuevo camino que haga hincapié en la sostenibilidad y la colaboración. La naturaleza es la c...

Nuestro mundo está en una coyuntura crítica. La próxima década ofrece una oportunidad única de cambiar la trayectoria de nuestro planeta. Teniendo en cuenta la pérdida de biodiversidad mundial, la pobreza y las crisis climáticas, debemos emprender un nuevo camino que haga hincapié en la sostenibilidad y la colaboración. La naturaleza es la clave de nuestro futuro colectivo. Debemos aprovechar nuestros éxitos del pasado y, al mismo tiempo, dirigir los esfuerzos de conservación a través de nuevos sectores, fronteras y comunidades en América Latina y en todo el mundo.

En The Nature Conservancy buscamos alcanzar un futuro en el que cuidemos de la naturaleza y la naturaleza nos cuide a nosotros; donde, juntos, veamos prosperar la plena diversidad de la vida. Llegaremos allí utilizando la ciencia, el ingenio y la colaboración radical —el sello distintivo de TNC— con una creatividad y compromiso renovados y un enfoque sistémico para escalar las soluciones basadas en la naturaleza. Nuestras iniciativas comprobadas tienen sus raíces en décadas de experiencia, trabajando en asociación con comunidades locales, gobiernos, empresas y aliados para demostrar que la conservación con desarrollo es posible en toda América Latina.

Nuestro plan es trabajar más rápido y de forma más inteligente para maximizar el impacto en los lugares prioritarios. Nuestros científicos han identificado paisajes terrestres y marinos icónicos en toda la región que son repositorios del capital natural y cultural necesario para reajustar las pautas de producción-consumo para un futuro sostenible. Se trata de ecosistemas estratégicos de última oportunidad en los que las soluciones basadas en la naturaleza pueden aportar un triple beneficio para la biodiversidad, el cambio climático y el crecimiento sostenible. Esto se basa en el liderazgo de TNC en la conservación de sitios, nuestra experiencia científica y nuestra amplia red de alianzas para optimizar los resultados de manera más eficiente y eficaz a través de la colaboración intersectorial. Trabajando juntos para escalar soluciones probadas, podemos crear faros de conservación con desarrollo que inspiren a los países con mayor biodiversidad del planeta en América Latina, y en el mundo, demostrando que existe otro camino. 

Este nuevo camino mostrará cómo la inversión en soluciones basadas en la naturaleza filtra y limpia nuestro aire y agua, asegura los alimentos que necesitamos para alimentar a una población cada vez más numerosa, protege los bosques y las costas que necesitamos para mitigar la crisis climática y aumenta la resiliencia. A medida que nos recuperamos y reiniciamos la economía mundial, la inversión en la naturaleza nos ayuda a cumplir los compromisos nacionales de cada país en materia de clima, incluidas las Contribuciones Previstas y Determinadas a Nivel Nacional (INDC), las metas del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Estamos al borde de un punto de inflexión. 2020-2030 es la década del aumento exponencial en soluciones basadas en la naturaleza. Estamos listos para trabajar a una escala acorde con nuestros desafíos mundiales. Seguiremos ampliando nuestro ámbito de colaboración para incluir a científicos, organizaciones sin fines de lucro, comunidades, gobiernos, negocios, bancos, personas influyentes en los medios sociales y empresarios. Debemos abandonar nuestros silos para hacer realidad nuestra visión compartida de un mundo en el que la naturaleza y las personas prosperen. Esperamos contar con su apoyo para nuestra Campaña de Sitios Icónicos.

Ver más Ver menos

Descarga el Reporte Anual 2019

Descargar