Proteger la tierra y el agua

Proteger la cuenca del Amazonas para la naturaleza y las personas

Foto aérea del Río Curipi encontrándose con el Río Uaçá en su camino hacia el Océano Atlántico, en la región indígena Oiapoque de la Amazonía brasileña.
REGIÓN INDÍGENA OIAPOQUE El Río Curipi se encuentra con el Río Uaçá en su camino hacia el Océano Atlántico, en la región indígena Oiapoque de la Amazonía brasileña. © Haroldo Palo Jr.

The Nature Conservancy imagina una cuenca amazónica sana, conectada y resistente en la que la biodiversidad y los ecosistemas de agua dulce, así como su contribución a las personas, se mantengan, mejoren y protejan.

Foto de un hombre en un mercado de pescado sosteniendo un gran bagre dorado en sus manos. El hombre lleva un sombrero de paja y está de espaldas a la cámara.
PEZ DORADO El dorado, o bagre dorado, es el pez de agua dulce que más tiempo ha tardado en migrar. © Ana Guzmán/TNC

¿Sabías que...?

Los 34 millones de personas que viven en la cuenca del Amazonas dependen del pescado como fuente principal de alimentos e ingresos. La pérdida de cualquier especie tendría consecuencias devastadoras. Cambiar el flujo y la conectividad de los ríos significa perder el Amazonas tal y como lo conocemos hoy.

 

× Foto de un hombre en un mercado de pescado sosteniendo un gran bagre dorado en sus manos. El hombre lleva un sombrero de paja y está de espaldas a la cámara.

Un viaje épico: La gran migración del bagre dorado, conectando la vida a través de la cuenca del Amazonas

Desde la cabecera del río Amazonas, en lo alto de la cordillera de los Andes, hasta la desembocadura en el océano Atlántico (y de vuelta), el bagre dorado (Brachyplatystoma rousseauxii) registra la migración más larga de todos los peces de agua dulce del mundo. Vea Un viaje épico para seguir el viaje de ida y vuelta de 11 000 km del bagre y descubrir la importancia que tiene el conservar la cuenca del río Amazonas, tanto para la naturaleza como para las personas

A través de la lente del bagre dorado, el documental explora la importancia de proteger el río Amazonas por su incomparable biodiversidad y por los pueblos indígenas y comunidades locales que dependen de él. A través de entrevistas con destacados científicos, conservacionistas y miembros de la comunidad local, la película analiza:

  • el estado actual y las amenazas a las que se enfrenta el río Amazonas,
  • el papel de las comunidades locales como «guardianes» de estos ecosistemas,
  • y la importancia de mantener los ríos conectados y fluyendo libremente mediante la colaboración transfronteriza.
VÍDEO: UN VIAJE ÉPICO (23:20) La gran migración del bagre dorado, conectando la vida a través del Amazonas. Un pez, el bagre dorado, conecta los ríos y la gente de la cuenca del Amazonas mientras viaja para completar su migración de agua dulce, la más larga del mundo.
Foto de tres jóvenes en una pequeña embarcación de pesca recorriendo un afluente del río Amazonas.
PESCA INDÍGENA Los pueblos indígenas y las comunidades locales que viven a lo largo del río Amazonas desempeñan un papel importante en su administración y serán clave para su sostenibilidad futura. © Juan Sebastián Gómez/TNC

La protección del río Amazonas, de caudal libre es de vital importancia, por muchos aspectos. Sin él, millones de personas se quedarán sin agua potable, sin la fuente de proteínas que les proporcionan el pescado local y sin su medio de vida.

El río Amazonas: Una fuente de vida

El río Amazonas nace en la cordillera andina a 6600 metros sobre el nivel del mar. Recoge el agua de siete naciones (Ecuador, Colombia, Brasil, Bolivia, Perú, Venezuela y Guyana) antes de llegar al océano Atlántico. En la cuenca del Amazonas se conocen más de 2700 especies de peces (1900 de las cuales son endémicas), lo que supone aproximadamente el 8 % de las especies de peces del mundo. Cada año se describen aproximadamente 35 nuevas especies, a una media de una cada 10 días.

Más allá de su asombrosa diversidad de vida, el río Amazonas es una fuente de vida para los más de 47 millones de personas que viven en sus riberas y en toda su cuenca. Casi 2,2 millones de indígenas, que representan a más de 400 grupos étnicos diferentes, llaman a la cuenca su hogar. Para muchos, el pescado del río es su principal fuente de proteínas. Una sola persona puede consumir cerca de 500 g de pescado al día en ciertas comunidades. Es importante destacar que el propio río y los animales que viven en él son venerados en las culturas locales.

Sin embargo, la salud del río Amazonas se está viendo amenazada. Las presas hidroeléctricas, las especies invasoras y la contaminación siguen degradando sus aguas. La deforestación y la conversión a la agricultura, la minería, la expansión urbana y otras tensiones afectan también al flujo y la calidad del agua que entra en el río.

Para conservar la cuenca del río Amazonas, debemos abordar estos retos diferentes y conectados, y rápidamente.

Los pueblos indígenas y las comunidades locales que viven a lo largo del río Amazonas desempeñan un papel importante en su administración y serán clave para su sostenibilidad futura. Los territorios indígenas (TI) y las áreas protegidas (AP) cubren alrededor del 50 % de la cuenca amazónica. Las acciones del IPLC pueden proteger el río frente a las amenazas terrestres y garantizar la salud de los ecosistemas acuáticos amenazados. Elevar su tenencia y su papel como administradores naturales del medio ambiente y sus recursos vivos son elementos críticos del esfuerzo de conservación de TNC en toda la Amazonia.