Nuestras Prioridades

Naturaleza YA

Transformar la conservación de cara a los desafíos globales

Vista aérea del valle en el Parque Estatal Wood-Tikchik, en Alaska
Alaska Vista aérea del Parque Estatal Wood-Tikchik de Alaska, el parque estatal más grande en los Estados Unidos con casi 640 000 hectáreas (1,6 millones de acres). © Michael Melford

La transformación que necesitamos en una época de cambio llega ahora, en un momento de desafíos sin precedentes.

Todo lo que afrontamos hoy en día requiere que trabajemos para producir cambios significativos y duraderos que nos conduzcan a un mundo de nuevas posibilidades para las personas y la naturaleza. Para The Nature Conservancy, este es el desafío de nuestra época. También es el momento para el cual nos han preparado 70 años de experiencia y compromiso. Ahora es el momento de actuar; ahora es el tiempo de transformar nuestro mundo y proteger las tierras y las aguas de las que dependen todas las formas de vida.

Read the 2020 Annual Report online in English.

PDF en Español | 繁體中文PDF | 简体中文PDF
PDF Bahasa Indonesia | PDF in English | PDF kwa Swahili

Jennifer Morris, directora ejecutiva de TNC
Jennifer Morris Directora ejecutiva de The Nature Conservancy © TNC

Mensaje de la directora ejecutiva

Construir ya un futuro para la naturaleza

En mayo de 2020 me uní a The Nature Conservancy (TNC) como directora ejecutiva. Fue uno de los días más felices de mi carrera de 25 años en la conservación, y también uno de los que más orgullosa me siento. Evidentemente, las primeras semanas no fueron como yo esperaba. Ni los primeros meses. Fue precisamente cuando se desencadenó la pandemia de...

En mayo de 2020 me uní a The Nature Conservancy (TNC) como directora ejecutiva. Fue uno de los días más felices de mi carrera de 25 años en la conservación, y también uno de los que más orgullosa me siento. Evidentemente, las primeras semanas no fueron como yo esperaba. Ni los primeros meses. Fue precisamente cuando se desencadenó la pandemia de COVID-19, causando estragos en las familias, en los sistemas sanitarios y en la economía de todo el mundo. Casi un año más tarde, muchos de nosotros seguimos trabajando desde casa y continuamos manteniendo distancia física con nuestros amigos, colegas y seres queridos.

 Pese al reto que suponía para mí esta etapa inicial al frente de TNC —una organización a la que admiraba desde hacía mucho tiempo y con la que esperaba poder trabajar algún día—, fuimos capaces de forjar conexiones y conseguir un progreso notable.

"Conocí" a través de Zoom, y no en persona, a miles de colegas y cientos de colaboradores y líderes voluntarios. Mis colegas y yo obtuvimos la información de nuestras colaboraciones con comunidades indígenas que utilizan el fuego como herramienta para restaurar la salud de los bosques a través de conversaciones y fotografías, sin poder sentir en ningún momento el calor de una quema controlada. Celebramos la creación del nuevo Parque Estatal Fishers Peak de 8094 hectáreas (20 000 acres) en Colorado, sin poder admirar sus imponentes montañas. Y aprendimos a plantar árboles de cacao de la mano de plantadores de Brasil a través de una aplicación de mensajería social, sin tener ni una sola plántula en nuestras manos ni oler el suelo húmedo de la selva tropical a nuestro alrededor. En las próximas páginas puede obtener más información sobre estos y otros proyectos de TNC.

Muchos de los desafíos que marcaron 2020 —una pandemia global, temperaturas récord, incendios y huracanes, así como la rendición de cuentas pendiente desde hacía mucho tiempo con sistemas racistas y llamamientos a la igualdad— siguen teniendo impacto en nuestras vidas. Pero 2020 estuvo marcado también por un espíritu de resiliencia, tenacidad y creatividad. El mundo se unió para resolver problemas de otra manera, con una velocidad y colaboración sin precedentes. Nunca antes la comunidad científica había movilizado tantas mentes y recursos, y de una manera tan rápida. El desarrollo de nuevas y potentes vacunas en menos de un año ha generado la esperanza de que se pueda actuar con celeridad contra otras amenazas globales, como la emergencia climática.

El pasado año aprendimos con más claridad que nunca cuán interconectados están nuestra salud y bienestar con la salud de nuestro planeta. En mayo de 2020, la OMS publicó su Manifiesto para una recuperación saludable del COVID 19, que recomienda proteger y preservar la naturaleza como prioridad esencial. La protección de la naturaleza supone un respaldo para las economías, proporciona aire y agua limpios y alimentos sanos, y también puede reducir el riesgo de futuros brotes de enfermedades zoonóticas, que la ciencia nos dice que en parte se deben a la pérdida de hábitats y al cambio climático.

De hecho, la pandemia reveló el poder sanador de la naturaleza: no solamente a través de soluciones basadas en la naturaleza, como la agricultura regenerativa, el secuestro de carbono y las fuentes de energía limpia, como las energías eólica y solar, sino también ayudando a muchas personas a gestionar su vida en un mundo vuelto del revés. En 2020, las visitas a áreas y parques naturales aumentaron hasta alcanzar niveles récord; se produjo un auge de las ventas de bicicletas y equipamientos para actividades al aire libre; observar a las aves en el jardín de casa alcanzó altas cotas de popularidad, y aumentaron el senderismo y los paseos en la naturaleza. En todo el mundo, las personas reavivaron su conexión con la naturaleza y buscaron consuelo en la naturaleza.

Con este espíritu optimista reflexiono ahora sobre todo aquello que The Nature Conservancy fue capaz de conseguir en 2020 con la ayuda de socios, patrocinadores y nuestro liderazgo en voluntariado y miro al futuro hacia una década promisoria para la conservación de la naturaleza a escala mundial. Tengo la esperanza de que seremos capaces de aprovechar la tenacidad y la resiliencia que todos hemos desarrollado en este año tan difícil para construir juntos un futuro mejor.

Con mis mejores deseos,

Jennifer Morris
Directora ejecutiva, The Nature Conservancy

Ver más Ver menos

Nuestros logros prioritarios

Mensaje del gerente general de Finanzas, Leonard Williams

Resumen Financiero

Leonard Williams sonriendo con plantas al fondo
© Bill Marr/TNC

Durante el pasado año fiscal, la dirección de TNC no reparó en invertir una considerable cantidad de tiempo y atención en abordar y corregir los efectos negativos que ha supuesto para nuestros empleados, para el trabajo de conservación y para la recaudación de fondos la pandemia global de la COVID-19, que ha afectado profundamente en todo el mundo a la asistencia sanitaria y a las instituciones culturales y financieras. En respuesta a la pandemia, TNC realizó muchos cambios significativos en la forma de gestionar sus actividades: cerramos nuestras oficinas en todo el mundo, desplazamos a nuestra plantilla de más de 4000 empleados a un entorno de trabajo virtual y desarrollamos formas creativas de seguir en contacto con nuestros donantes y patrocinadores.

La gestión adoptó un enfoque debidamente prudente para la gestión de gastos en un año sin precedentes, retrayéndonos mientras los mercados se desplomaban en primavera; redujimos el gasto en un 20 %, recortamos los salarios más altos hasta un 15 %, congelamos todos los aumentos salariales, llevamos a cabo reducciones concretas en nuestro personal y paralizamos prácticamente todos los viajes.

Afortunadamente, las medidas para estimular la economía asumidas por economías líderes de todo el mundo ayudaron a estabilizar los mercados financieros y permitieron a los patrocinadores de TNC seguir contribuyendo generosamente con la organización. De hecho, gracias al compromiso y la generosidad de nuestros donantes y patrocinadores, 2020 fue nuestro mejor año en términos de mejores ingresos brutos. La conclusión de nuestra campaña mundial y una serie de oportunidades únicas de recaudación de fondos —entre ellas completar el Desafío Climático de MacArthur y recaudar muchas donaciones importantes para apoyar el trabajo climático y Blue Bonds de TNC— ayudó a impulsar este crecimiento sustancial.

Pese a los problemas causados por la pandemia fuimos capaces de ampliar nuestro alcance global y nuestros conocimientos en ciencia y conservación, además de movilizar aproximadamente mil millones de dólares en capital, para conseguir beneficios significativos en la conservación.

A finales de 2020 aprovechamos la oportunidad de reevaluar la estructura de nuestra cartera de inversiones e implementamos una serie de estrategias para mejorar la salud de la misma. Esto resultó en un rendimiento que superó los parámetros que habíamos establecido.

Con la esperanza de un retorno a la normalidad favorecido por las vacunas, vemos un negocio con un balance excepcionalmente fuerte, un apoyo sólido y continuo de los donantes y contribuyentes, y una cultura y un personal laboral resiliente que se puso a prueba durante la crisis, valores que nos permiten avanzar en nuestra ambiciosa misión de conservar las tierras y aguas de las que depende toda forma de vida.

Leonard Williams
Gerente general de Finanzas

Cuotas y contribuciones privadas por tipo de donante

(Pase el cursor para ver el desglose, toque en móvil para ver el desglose.)

Eficiencia Programática

(Pase el cursor para ver el desglose, toque en móvil para ver el desglose.)

Resumen Financiero

Para los años fiscales que concluyen el 30 de junio, 2020 y 2019 (en miles)

Note: Las tablas que aparecen en el informe financiero aquí mostrado provienen de las declaraciones financieras consolidadas de 2020 y 2019, los cuales han sido auditados y han recibido un dictamen sin reservas.

Apoyo y ingresos
2020 2019
Cuotas y contribuciones privadas 783 245 595 311
Contribuciones gubernamentales 126 423 127 764
Cuotas y contribuciones totales 909 668 723 075
Ingresos de inversiones 78 252 93 994
Otros ingresos 93 178 139 021
Ventas de tierras y donaciones 148 943 99 464
Apoyo e ingresos totales 1 230 041 1 055 554
Gastos y compras de tierras de conservación y servidumbres
2020 2019 2020* 2019*
Actividades de conservación y acciones 536 341 520 142 53,0% 49,2%
Adquisición de tierras de conservación y servidumbres 156 210 232 085 15,4% 22,0%
Gastos totales del Programa de conservación y adquisición de tierras de conservación y servidumbres 692 551 752 227 68,5% 71,2%
Gastos generales y administrativos 180 679 161 705 17,9% 15,3%
Recaudación de fondos y membresía 138 127 142 548 13,7% 13,5%
Servicios de apoyo totales 318 806 304 253
Gastos totales y compras de tierras de conservación y servidumbres 1 011 357 1 056 480
Resultado neto—apoyo e ingresos sobre gastos, y adquisición de tierras de conservación y servidumbres1 218 684 (926)

* % de cada dólar gastado

Activo, pasivo y resumen de responsabilidad patrimonial neta
2020 2019
Tierras de conservación 2 150 851 2,128,184
Servidumbres de conservación 2 386 747 2 288 383
Inversiones en proyectos de conservación 941 950 774 397
Inversiones en dotaciones 1 334 391 1 309 105
Inversiones planificadas 315 736 322 475
Propiedad y equipamiento (neto de amortizaciones) 152 334 141 972
Otros activos 2 588 371 745 774
Activos totales 7 870 380 7 710 290
Cuentas por pagar y pasivos acumulados 145 425 219 410
Documentos por pagar 338 123 398 491
Otras deudas 3 420 291 375 754
Activos totales netos 6 966 541 6 716 635
Obligaciones totales y activos netos 7 870 380 7 710 290