Charles River, Boston, MA.
El río Charles en el estado de Massachusetts, Estados Unidos. © iStock/Alija

Perspectivas

Plantar árboles en ciudades salvará millones de vidas

Sembrando aire sano

Descargar reporte

Un estudio publicado por The Nature Conservancy demuestra que una inversión en plantación de árboles en zonas urbanas de apenas 4 dólares por habitante podría mejorar la calidad de vida de decenas de millones de personas que residen en importantes ciudades al reducir la contaminación y bajar 2 grados la temperatura en estos lugares.

TNC se asoció con el Grupo de liderazgo climático C40 para llevar a cabo el estudio, con el objetivo de suministrarles a los líderes urbanos los datos que necesitan para demostrar que las inversiones en plantación de árboles pueden mejorar la salud pública en sus ciudades. ”Los árboles urbanos pueden salvar vidas y son igual de eficientes que las soluciones más tradicionales, como colocar depuradores en chimeneas o pintar los techos de color blanco”, explica el científico Rob McDonald, uno de los principales autores de la investigación. 

Los árboles son buenos para la salud por tres razones:

1. Ayuda a reducir la materia particulada en el aire entre un 7% y un 24%. Uno de los contaminantes más peligrosos en el aire de las ciudades que, se estima, causan 3.2 millones de muertes al año en el mundo.
2. Reducen la temperatura. Enfrían las inmediaciones hasta en 2 grados centígrados debido a la sombra que producen y la transpiración durante la fotosíntesis. De esa manera ofrecen protección a las personas contra los efectos del cambio climático. 
3. Aumentan el bienestar psicológico. Un estudio de la Universidad de Stanford comparó el impacto en el cerebro al caminar 90 minutos por la naturaleza y por calles con mucho tráfico. Se detectó que los que lo hicieron entre árboles menor actividad en la zona de la corteza prefrontal subgenual, un patrón vinculado a la depresión.

Walkway along the Yangtze River, China
Chongqing, China Camino a lo largo del río Yangtze. © Kevin Arnold

El estudio propone como objetivo identificar los lugares en los que una inversión en plantación de árboles puede alcanzar un bienestar considerable en las personas. A su vez, comprueba que destinando 100 millones de dólares en dicha acción le proporcionará vivir en ciudades más frías a 77 millones habitantes y le reducirá la contaminación por materia particulada a 68 millones.

Actualmente el 54% de la población mundial es urbana y este porcentaje llegará a 66% en 2050, según Naciones Unidas. "En muchas ciudades el departamento de salud está por un lado y el de árboles por otro", cuenta Rob Mc Donald: “Una de nuestras metas del estudio es que las dos áreas trabajen en conjunto y si esto sucede, mi esperanza es ver el renacimiento de las plantaciones de árboles en centros urbanos”.

La plantación de árboles es una solución que alcaldes, intendentes y otros líderes municipales de todo el mundo pueden implementar dentro de sus comunidades, lo que permite reducir la contaminación del aire y frenar el cambio climático.

Estudio de Caso