en acción en Bogotá durante la campaña #TheValueOfNature en junio 2019.
Los jóvenes en acción en Bogotá durante la campaña #TheValueOfNature en junio 2019. © TNC

Perspectivas

Los jóvenes: agentes de cambio para un planeta en riesgo

A lo largo y ancho del planeta, los jóvenes han unido sus voces para impulsar la acción frente al cambio climático. Muchos de ellos ya están generando acciones concretas, tales como reducir su consumo, reciclar, reforestar y exigir la responsabilidad ambiental de los gobiernos y las empresas.

Garantizar voz activa a los jóvenes en el debate y trabajo de protección al medio ambiente es fundamental y su rol es preponderante para generar un desarrollo integral y sostenible de las sociedades.

Reconociendo la urgencia de tomar acciones para enfrentar el cambio climático y apoyar el espíritu emprendedor de los líderes jóvenes en todo el continente americano, en 2017 la Bienal de las Américas y The Nature Conservancy (TNC) lanzaron el Congreso de Jóvenes para la Sostenibilidad de las Américas (Youth Congress for Sustainable Americas - YC).

La iniciativa comenzó en 2017 con 30 líderes jóvenes de 10 países del continente americano—desde Canadá hasta Argentina—unidos por el deseo y la ambición de generar cambios a través de acciones concretas de sostenibilidad. En apenas dos años, la red de jóvenes creció rápidamente, contando ahora con 85 delegados en 15 países. Con el objetivo de formar una red cada vez más fuerte de agentes transformadores para lograr un impacto ambiental en la región, los delegados de YC buscan soluciones a los problemas ambientales más acuciantes como la deforestación, la contaminación del agua, gestión de residuos, entre otros.

“Nuestra visión es un mundo donde las generaciones presentes y futuras participen activamente en la conservación y restauración del medio ambiente para mitigar los efectos del cambio climático. Nuestra misión es ser una red influyente de diversos actores de cambio, unidos una pasión por la sostenibilidad que lidere la acción transformadora en las Américas", resume Dante Ruiz, economista y ambientalista, delegado del YC en México.

Cada uno de los delegados fueron seleccionados por su pasión, su liderazgo y su activismo en el ámbito de la sostenibilidad, desde sus diversas disciplinas y enfoques que van desde el derecho ambiental, a la reforestación, la gestión del agua, la sostenibilidad corporativa, la educación ambiental y el desarrollo sostenible de sus comunidades.

Bambou Pittaluga, lidera la ONG Faro Limpio en las playas de San Ignacio, Uruguay: “Para mí, sostenibilidad significa consumir recursos sin poner en peligro esos mismos recursos para las generaciones venideras. Contribuyo al desarrollo sostenible de mi comunidad.

a través de mis acciones con Faro Limpio, donde trabajamos activamente en la gestión de residuos, limpieza de playas y espacios públicos, reciclando y también trabajando junto con el sector público y privado para tratar de reducir la generación de residuos y sumar esfuerzos entre diferentes partes interesadas en la comunidad”.

Elise Riquier estudia Política Ambiental y Sostenibilidad en la Universidad de Denver, Colorado, EEUU: “Actualmente estoy terminando mi maestría. Hace menos de cinco años, tres colegas y yo empezamos una empresa de planificación de eventos con la meta de reducir nuestro consumo de plástico al mínimo. Todos nuestros eventos usan únicamente vajilla comestible, vidrio o cubiertos reutilizables. La compañía ha tenido éxito y también hemos reducido el desperdicio de alimentos en un 20 por ciento, e implementado un programa para donar el exceso de alimentos”.

Jorge Bellsola Ferrer es agrónomo, fundador de Seamos un Árbol, una empresa argentina que está convirtiendo los cementerios tradicionales en bosques urbanos: “Los bosques están desapareciendo. Espero, con esta iniciativa, no sólo mejorar las ceremonias de despedidas, sino acercar a las personas a la naturaleza y generar conciencia sobre el cuidado y la importancia del medio ambiente”.

Durante mayo y junio 2019, los delegados lanzaron una campaña de concientización en redes sociales denominada #TheValueOfNature en cinco ciudades latinoamericanas. La misma tuvo como meta resaltar y difundir la importancia de la naturaleza como parte fundamental de la solución frente al cambio climático. La campaña fue implementada en Buenos Aires, Bogotá, Ciudad de México, Lima y Sao Paulo; y contó con la participación de alrededor de 300 personas, generando más de 1.000 mensajes publicados en las redes sociales con el hashtag de la campaña en tres idiomas (español, portugués e inglés).

Elevar este mensaje es prioritario. Según un estudio realizado por los científicos de TNC y organizaciones socias, la naturaleza es una de las soluciones más eficaces para combatir el cambio climático. Las soluciones naturales — como conservar y restaurar los bosques — pueden ayudarnos a lograr más de un tercio de las reducciones de emisiones necesarias para 2030 y alcanzar la meta establecida en el Acuerdo de París. Pero a pesar de poder entregar el 30% de la solución climática, la naturaleza ocupa menos del 1% del tema de la conversación y recibe menos del 3% de financiación climática.

Esta red de jóvenes cuenta con el respaldo técnico de TNC y el apoyo de empresas privadas para financiar sus reuniones. Mark Falcone, colaborador y principal promotor del Youth Congress, sostiene que la cooperación con los jóvenes es clave para abordar los desafíos del cambio climático. "Todos tenemos un papel que desempeñar: el sector público, el sector privado, las organizaciones multilaterales, las comunidades, las ONG, los investigadores, todos debemos unirnos para trazar un camino sostenible para el futuro de nuestro planeta", afirma Falcone.

“En TNC trabajamos para inspirar e involucrar a los jóvenes con la naturaleza, la ciencia e incentivar la innovación. La creatividad de los jóvenes es invaluable en la búsqueda de soluciones innovadoras para el cambio climático. Apoyar el Youth Congress of the Americas representa una oportunidad de llegar a audiencias más amplias y difundir el conocimiento a través de fronteras”, declara Santiago Gowland, Vicepresidente Ejecutivo para la Innovación Global y Director General de America Latina de The Nature Conservancy.

Desde el 2017 a la fecha, el YC ha auspiciado cuatro reuniones en diferentes países. Este año el 24 y 25 de septiembre, los 85 delegados del YC se reunieron para definir su plan para 2020, en Denver, EEUU, donde se plantearon el reto de plantar un millón de árboles y recoger un millón de firmas para solicitar al gobierno de Argentina la conservación de un millón de hectáreas de ecosistemas prioritarios en este país. Este proyecto será un piloto que otros países podrían replicar en una segunda etapa.

A través de las redes sociales, plataformas digitales y múltiples conferencias anuales, los delegados están construyendo redes más sólidas, colaborando, compartiendo recursos, replicando sus acciones y amplificando el mensaje para la acción urgente. Lina, Nico, Juliana, Edna, Pierre, Isabel, Bambou, Morgan, Mariana..., son algunos de los muchos jóvenes que trabajan a diario para proteger nuestro planeta.