Los residentes locales cruzan el río Magdalena utilizando un ferry cerca de la ciudad de Pinto en la Depresión de Mompox.
Río Magdalena Los residentes locales cruzan el río Magdalena utilizando un ferry cerca de la ciudad de Pinto en la Depresión de Mompox. © Juan Arredondo

Colombia

Herramientas para proteger el río Magdalena

SIMA ayuda a tomar decisiones con los menores impactos ambientales en la cuenca del río Magdalena a través de un robusto sistema de información

Con la tercera mayor economía de Suramérica y una población creciente, Colombia trabaja para abrir un camino que la lleve a construir la paz y alcanzar mayor prosperidad para los colombianos, una tercera parte de los cuales vive en la pobreza. Colombia es rica en recursos naturales, y esa riqueza está sirviendo de impulso para su economía, a través de la infraestructura, la minería y la generación de energía, todas las cuáles son vistas como “locomotoras del crecimiento”.

La fuerza de  tal locomotora es la cuenca del río Magdalena, el corazón económico, social y ambiental de Colombia. Allí habitan 30 millones de personas, y se caracteriza por sus impresionantes paisajes, además de ser responsable de más del 80 por ciento del PIB del país. Desafortunadamente, el rápido crecimiento ha traído grandes amenazas para la salud ambiental de la región. Y hay poco conocimiento sobre el impacto que tiene el desarrollo en los ríos.

¿Alguna vez te has preguntado qué pasa cuando se construye una hidroeléctrica en algún punto de un río? ¿O cual sería el lugar más indicado para construir una hidroeléctrica que genere la energía necesaria, causando menos impactos ambientales?, o tal vez ¿cómo afecta el cambio climático la disponibilidad de agua en determinado lugar de la cuenca?

SIMA se ha desarrollado para responder preguntas como esas y otros escenarios. Es un sistema de apoyo a la planificación estratégica de cuencas hidrográficas. Con esta herramienta se apoya la toma de decisiones por medio de servicios de información que promueven una visión integrada de la macrocuenca entre diferentes actores: empresas, sectores, autoridades, academia y población en general; e intereses: desarrollo energético, agrícola, seguridad hídrica, cambio climático, entre muchos otros.

Una marteja moviéndose entre los árboles del río Magdalena, en Bocas de Barbacoas, Antioquia.
Marteja de día Una marteja moviéndose entre los árboles del río Magdalena, en Bocas de Barbacoas, Antioquia. © TNC
Local fishermen casting nets for fish in Colombia’s lower Magdalena River basin.
Local fishermen casting nets for fish in Colombia’s lower Magdalena River basin. Local fishermen casting nets for fish in Colombia’s lower Magdalena River basin. © Bridget Besaw
Sistema de apoyo a la toma de decisiones SIMA fue desarrollado para analizar los impactos que tiene el desarrollo de infraestructura de hidroenergía, para así hacer una gestión adecuada de las cuencas minimizando impactos ambientales.

En SIMA se pueden crear o revisar casos de estudio preparados por TNC a partir de información y modelos para evaluar escenarios bajo diferentes posibilidades. Para alguien que toma decisiones de ejecución permite conocer los cambios posibles en variables ambientales. Es decir, ver cómo el desarrollo de embalses o hidroeléctricas puede transformar la cuenca.

SIMA comprende la macrocuenca Magdalena-Cauca, pero TNC ha desarrollado análisis similares para las cuencas de Ucayali (Perú) y Orinoquia (Colombia). Los desarrollos y modelos ofrecidos en cada una de estas cuencas se basan en las actividades más comunes de dichas cuencas. Por ejemplo, para Magdalena-Cauca y Ucayali, los modelos y casos de estudio se enfocan en desarrollo hidroeléctrico; para Orinoquia se hace énfasis en desarrollo agropecuario.

Con la tercera mayor economía de Suramérica y con una población creciente, Colombia trabaja para abrir un camino que la lleve a construir la paz y alcanzar mayor prosperidad para los colombianos, una tercera parte de los cuales vive en la pobreza. Colombia es rica en recursos naturales, y esa riqueza está sirviendo de impulso para su economía, a través de la infraestructura, la minería y la generación de energía, todas las cuáles son vistas como “locomotoras del crecimiento”.

La fuerza que mueve tal locomotora es la cuenca del río Magdalena, el corazón económico, social y ambiental de Colombia. Allí habitan 30 millones de personas, y se caracteriza por sus impresionantes paisajes, además de ser responsable de más del 80 por ciento del PIB del país. Desafortunadamente, el rápido crecimiento ha traído grandes amenazas para la salud ambiental de la región. Los impactos en los ríos son cada vez mayores y no hay mucho conocimiento sobre estos.

through the Marshland of Barbacoas in the mouth of the Magdalena River Basin in Antioquia, Colombia.
Local fishermen navigate through the Marshland of Barbacoas in the mouth of the Magdalena River Basin in Antioquia, Colombia. © Juan Arredondo
Aerial view of the town of Mompox, Bolivar. Photo credit: © Juan Arredondo
Mompox, Colombia Aerial view of the town of Mompox, Bolivar. Photo credit: © Juan Arredondo © Juan Arredondo

SIMA sirve para guiar las inversiones en conservación de ecosistemas que son vitales para la regulación del agua, como los humedales y las sabanas. Esta herramienta también sirve para lidiar con temas como la contaminación, las inundaciones, el cambio climático, la escasez de agua y la caída en las pesquerías, todas las cuáles son amenazas presentes en la región.

La herramienta espera consolidarse como una plataforma de referencia que facilite la construcción de conocimiento sobre el estado y los posibles impactos de las actividades productivas en microcuencas. TNC busca soportar y recomendar las mejores acciones a las autoridades ambientales y gremios, contribuyendo a un uso sostenible de los beneficios de la naturaleza.

SIMA

La herramienta de planificación de cuenca para reducir impactos ambientales

Ir al sitio