Acercamiento de una pequeña vaca color café con cuernos cortos, de pie en una rampa para ganado. La vaca mira directamente a la cámara.
Ganado de prueba Una vaca criolla espera en una rampa para ganado en el Rancho Dugout en Utah © Q Media, LLC

Hacer frente al cambio climático

Una raza diferente

Un viejo rancho intenta un truco nuevo: ganado resistente al desierto

Por Jenny Rogers, Editor Asociado y Escritor, Revista Nature Conservancy | Otoño 2019

El cambio climático se avecina al Rancho Dugout (enlace en inglés), una propiedad de 5,200 acres en el Sur de Utah. El rancho—localizado en el límite del Parque Nacional Canyonlands—fue adquirido (en inglés) por The Nature Conservancy en la década de 1990 para evitar que la pintoresca propiedad fuese subdividida y para emprender un nuevo centro de investigación de conservación. Hoy, el ganado todavía pasta en la propiedad y 500 millas cuadradas de tierras públicas adyacentes, pero los investigadores advierten que el rancho y otros similares enfrentan una nueva amenaza: los pastos nativos, el pilar del ganado en pastoreo, disminuirán bajo condiciones ambientales más calientes en tierras áridas como esta.

Tres personas en pantalones y sombreros vaqueros montan caballos en el pasto alto. Una formación roja rocosa sobresale bruscamente a la distancia.
Ranchos Fundado hace más de 50 años, el Rancho Dugout está localizado en la Meseta del Colorado en el Sur de Utah. © Q Media, LLC

Las vacas criollas:

En 2018, Matt Redd, quien dirige el rancho y el Centro de Investigación de Canyonlands (en inglés) ahora ubicado ahí, agregó 10 vacas criollas a su rebaño. Típicamente, los rebaños de EE.UU. consisten de Angus u otras razas europeas traídas a los Estados Unidos. Las vacas criollas, sin embargo, son descendientes de la raza española traída a México hace siglos. Estas han evolucionado en el clima árido rocoso del Norte de México en lugar de los climas más fríos y húmedos del Norte de Europa.

Vaca color café parada en una rampa verde de ganado. Dos hombres con sombrero vaquero y pantalones alcanzan a través de la rampa, y colocan una hebilla de cuello grande a la vaca.
Seguimiento de la investigación Trabajadores del Rancho Dugout sujetan un collar GPS a una vaca Angus en una rampa de ganado. © Q Media, LLC

Estudios iniciales de la Universidad del Estado de Nuevo México y el Jornada Experimental Range (en inglés) —un laboratorio de campo que estudia la ciencia de los pastizales— sugieren que las vacas criollas podrían ser más adecuadas para climas secos. Parecen viajar más lejos en busca de agua y tener una dieta más diversa que Angus, lo que las hace menos dependientes de los pastos nativos.

"Numerosas evidencias sugieren que algunas de las especies de pastizales perennes nativos, que son realmente importantes para los productores ganaderos, disminuirán su cobertura y producción en las condiciones futuras del calentamiento global", dice Mike Duniway, un ecólogo del Servicio Geológico de EE. UU. que trabaja en el Centro de Investigación de Canyonlands.

Experimentos de sequía, modelos y estudios a través del tiempo—sugieren futuros riesgos sustanciales para productores ganaderos y la forma en que hacen negocios.

Acercamiento de dos manos abrochando un collar a una vaca marrón con cuernos.
Rastreo Un ranchero sujeta un collar GPS a una vaca criolla en el Rancho Dugout. © Q Media, LLC

Seguimiento de la investigación:

Para entender mejor si las vacas criollas podrían ser una opción para los productores ganaderos que ponen menos estrés en un paisaje con dificultades, Duniway y el equipo Dugout equipó 10 vacas criollas y 10 Angus con collares GPS en octubre de 2018. Ahora están rastreando dónde pastan para determinar si los resultados iniciales encontrados por los científicos del Jornada Experimental Range en Nuevo México también aplican para el ambiente en los cañones de Utah.

"La primera etapa es inferir cuál podría ser su impacto en el desierto", dice Duniway. ¿La segunda etapa? "Analizar su excremento para averiguar qué han estado comiendo".

Los estudios sobre la economía de la nueva raza—evaluando si es una buena decisión para los productores ganaderos—seguirán. Muchas de las industrias e infraestructura americana de ganado son construidas entorno a la gran raza Angus, dice Duniway. Y por supuesto, ¿la prueba final? Será el sabor.

paisaje visto desde arriba: montañas estratificadas a la distancia, tierras verdes y marrones con algunos árboles en primer plano.
Tierras espectaculares Vista aérea del Rancho Dugout y parte de los cañones de la Meseta del Colorado. © Ted Wood

Obtén la revista

Regístrate para ser un miembro de The Nature Conservancy y recibirás la edición trimestral impresa de la revista como parte de tu membresía.