A recipient of one of our Upper Hudson Recreation Hub grants
Essex Chain Skiing A recipient of one of our Upper Hudson Recreation Hub grants © Erika Bailey/TNC

Proteger la tierra y el agua

Prosperidad para las comunidades de los Adirondacks

Conozca la forma en que invertimos en las comunidades y la conservación.

El Centro Recreativo de la Cuenca Alta del Hudson no se encuentra en un mapa, pero los amantes de la aventura pueden terminar en el corazón de uno de los cinco pueblos centrales de las montañas Adirondack que se identifican colectivamente como "los Adirondacks". Newcomb, North Hudson, Minerva, Indian Lake y Long Lake se encuentran en medio de 300 lagos y estanques, 90 montañas y 425 millas de ríos y arroyos: las antiguas tierras de Finch, ahora protegidas por The Nature Conservancy (TNC) y el Departamento de Conservación Ambiental del Estado de Nueva York (DEC).

Tras recibir subsidios del Centro Recreativo de la Cuenca Alta del Hudson, el programa de subsidios para microempresas que proporciona TNC y administra el DEC, cada uno de estos pueblos implementa nuevos proyectos emocionantes relacionados con el turismo y la recreación. Carol Calabrese, codirectora general de la Autoridad de Desarrollo Industrial (IDA) del condado de Essex, un socio clave en la administración de las asignaciones de subsidios y el trabajo con los beneficiarios, explica: “Algunas empresas locales deben elegir entre actualizar la infraestructura para mantener el negocio abierto o actualizar las igualmente importantes comodidades que los huéspedes han llegado a esperar, como los servicios modernos de las habitaciones de hotel”. Para algunos beneficiarios, este subsidio les permitió hacer ambas cosas por primera vez.

Llega Wester Miga, el supervisor adjunto del pueblo de Newcomb. “Estamos a años luz de donde estábamos solo cinco años atrás”, afirma Miga. El pueblo recibió un subsidio de 60.000 dólares para esfuerzos de desarrollo comercial y marketing, incluidos fondos para crear un nuevo folleto, estantes para folletos y pancartas a lo largo del corredor de la Ruta 28. El proyecto también respalda los esfuerzos de expansión de Newcomb para promover oportunidades recreativas, alojamiento y otras comodidades para visitantes durante todo el año. “Nuestra economía del futuro es el turismo”, explica George Canon, supervisor del pueblo.

Newcomb proporciona desde hace mucho tiempo acceso sur a la zona High Peaks Wilderness, un famoso destino de senderismo. En 2013, el pueblo se convirtió en la entrada de la Zona Primitiva de la Cadena de Lagos de Essex. Esta zona se estableció después de que The Nature Conservancy trabajara con el DEC para agregar 18.300 acres a la reserva forestal pública de los Adirondacks. Debido a esto, nuevas empresas surgen en estos cinco pueblos para satisfacer la demanda turística en aumento.

“Cuando llego a los Adirondacks, me siento en casa”, afirma Tony Audino, quien abrió el albergue Hoot Owl Lodge en Newcomb junto a su esposa, Kelly, en 2014. Ellos mismos realizaron las remodelaciones para transformar su antigua casa de campo en la única posada de Newcomb. Si bien el albergue necesitaba nuevos electrodomésticos, no podían incluirlos en el presupuesto sin el subsidio para microempresas. Con el subsidio, compraron varios: un lavaplatos, una nevera y una lavadora-secadora para toda la ropa embarrada después de una excursión.

Con un total de 600.000 dólares en dos rondas de financiación, el programa de subsidios del Centro Recreativo de la Cuenca Alta del Hudson fortalece el vínculo entre las economías locales y los terrenos conservados. Como las empresas pequeñas operan con márgenes ajustados, dicha financiación proporcionó a estas empresas el capital para centrarse en objetivos diferentes, como la promoción del turismo. En 2015, la primera ronda del programa otorgó 100.000 dólares a siete empresas que, en conjunto, emplearon a 63 trabajadores. El impacto de los primeros subsidios fue tan positivo que se otorgó una segunda ronda de 500.000 dólares en subsidios adicionales a 14 empresas en 2017.

Ayude a la naturaleza

Aporte a TNC en Nueva York.

Done ahora mismo

Otros proyectos del Centro Recreativo de la Cuenca Alta del Hudson que recibirán financiación abarcan zonas ecuestres, alojamiento modernizado, reformas en campamentos y un proyecto de puesta en marcha para microempresas. Antes de la solicitud, las empresas calificadas deben demostrar la forma en que los servicios que ofrecen se vinculan con la recreación al aire libre en terrenos recientemente protegidos. Asimismo, los empresarios deben asistir a un curso de formación empresarial de un día, dirigido por el Centro de Desarrollo para Pequeñas Empresas de North Country y la IDA. Ambos recursos ofrecen respaldo de forma continua a los beneficiarios de los subsidios. Se estima que el impacto económico total inicial se acerca a los 1,4 millones de dólares, pero el impacto real es exponencial.

The Hoot Owl Lodge received a recreation grant from The Nature Conservancy.
Test Title Test caption. © John DiGiacomo